RESUMEN DEL PEDIDO

No hay productos en el carrito.

Beneficios de la carne de cerdo

La carne de cerdo es una de las más completas. Muy contrario a lo que se cree de ella, esta fibra tiene muy buenas cualidades nutricionales, es magra y muy rica en minerales y proteínas.

Los beneficios y propiedades de la carne de cerdo son muy extensas debido a la composición de nutrientes. Posee un alto contenido en minerales que ejercen beneficios sobre nuestro organismo:

  • El potasio contribuye al mantenimiento de la presión arterial.
  • El fósforo hace que nuestros huesos y dientes estén en perfectas condiciones.
  • El zinc protege a las células del daño oxidativo.
  • El hierro nos ayuda a un desarrollo cognitiva óptimo en niño.
  • En cuanto a las vitaminas hidrosolubles, las vitaminas del grupo B, tenemos que la B1 contribuye al funcionamiento normal del corazón, la B3 nos ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga y la B6 y B12 opera en el sistema inmunitario contribuyendo un buen funcionamiento.

Asimismo, tiene la capacidad de satisfacer las necesidades del organismo y, por ello, la ganadería y la industria cárnica porcina se han esmerado en mejorar mucho el producto. Hoy en día, la carne de cerdo que se ofrece al consumidor contiene un 30% menos de grasa, un 15% menos de calorías y hasta un 10% menos de colesterol, todo ello gracias a los cuidados nutricionales del animal durante su vida.

  • Facilita la digestión y ayuda al funcionamiento normal del sistema inmune.
  • Contribuye al mantenimiento adecuado de la salud bucal.
  • En el embarazo y la lactancia la carne de cerdo es idónea para ayudar a cubrir las necesidades nutricionales por su contenido en proteínas, minerales y vitaminas.
  • Regula la actividad hormonal gracias a su contenido en vitamina B6.
  • Ayuda a mantener la masa muscular y el correcto mantenimiento de los huesos.
  • Es ideal para los deportistas por su contenido proteico, además su aporte de vitaminas del grupo B ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga y sus minerales contribuyen al funcionamiento de los músculos.
  • Es perfecta para personas con obesidad ya que aumenta la sensación de saciedad.
  • Aporta vitalidad ya que contiene altas dosis de tiamina, necesaria para poder asimilar los hidratos de carbono en el organismo.
  • Al contrario de lo que se piensa no tiene tanta grasa. Por cada 100 gramos de carne sólo hay 2,4 gramos de grasa saturada (menos del 10% de lo que podemos ingerir al día). Las grasas que aporta son monoinsaturadas similar al las del aceite de oliva.

Aunque es cierto que consumida en exceso puede provocar malestares gastrointestinales, la carne de cerdo ha demostrado que sus propiedades positivas prevalecen y desmontan muchos mitos del pasado que daban al cerdo una categoría inferior cuando a buena alimentación se refiere.

× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday