Ofertas para MIPYME – CNA – TCP.  Compra aquí!

RESUMEN DEL PEDIDO

No hay productos en el carrito.

La controversial historia del boniato

El boniato (Ipomoea batatas (L.) Lam.). es una especie de plantas perteneciente al orden de las Solanales, a la familia de las convolvuláceas y al género Ipomoea. Llamada comúnmente batata o boniato, es un tubérculo muy empleado en la alimentación humana y animal, también como materia prima en la industria de la pastelería y repostería y para la obtención de bebidas alcohólicas, dada su riqueza en sustancias amiláceas y azucaradas.

Cuentan que el boniato llegó a la Polinesia miles de años antes que los humanos y su origen ha sido centro de debate de numerosos cientificos. Ahora, un estudio de un equipo internacional de científicos de la Universidad de Oxford (Reino Unido), verifica que el tubérculo, originario de América del Sur, se adelantó unos 100.000 años a la llegada de los humanos al Pacífico Sur.

El estudio sugiere que es posible que las semillas de batata cruzaran el Océano Pacífico sin la ayuda de humanos. La principales teorías que se barajan es que las semillas navegaron por el mar y brotaron incluso después de la exposición al agua salada. Otra teoría es que las aves, que también cruzan el Pacífico, podrían haber esparcido las semillas.

Un árbol genealógico para mejorar su cultivo

En su estudio, los investigadores analizaron el ADN de 199 especímenes que representan el boniato y todos sus parientes silvestres. Los datos sugieren que el tubérculo surgió después de una duplicación del genoma y que ninguna otra especie existente estuvo involucrada en su origen. Su pariente salvaje más cercano es Ipomoea trifida.

“Además de identificar a su progenitor, también descubrimos que la batata se originó mucho antes que los humanos, hace al menos 800.000 años”, dice Robert Scotland de la Universidad de Oxford y autor el estudio. “Por lo tanto, es probable que la raíz comestible ya existiera cuando los humanos encontraron esta planta por primera vez”, agrega.

Los hallazgos son una buena noticia para el futuro de la batata, aseguran sus autores, ya que la pérdida de la diversidad genética en los cultivos es una gran amenaza para la seguridad alimentaria. Una forma de mejorar o reforzar las propiedades deseables en los cultivos es cruzarlos con sus parientes silvestres más cercanos.

Pero la nueva visión sobre la historia del boniato también tiene implicaciones importantes para comprender la historia humana. “Nuestros resultados desafían no solo la hipótesis de que los búfalos fueron llevados a la Polinesia por humanos, sino también la antigua existencia argumentada de contactos antiguos entre estadounidenses y polinesios”, explica Pablo Muñoz-Rodríguez, uno de los autores del estudio.

“Estos contactos se consideraron verdaderos en base a la evidencia de pollos, humanos y boniatos. La evidencia de pollos y humanos ahora se considera cuestionable, y el boniato era hasta ahora la evidencia biológica restante de estos presuntos contactos. Por lo tanto, nuestros resultados refutan la teoría dominante y pone en tela de juicio la existencia de contactos preeuropeos en todo el Pacífico”, concluye.

Beneficios de su consumo

  • El boniato está compuesto por un 70% de agua (aproximadamente) y un 30% de materia seca, en su mayoría son carbohidratos, alrededor de un 70% de éstos son almidón.
  • Cuando los boniatos se cocinan a baja temperatura (entre unos 57-70º C aprox.), el almidón se convierte en maltosa y dextrinas, la maltosa es un azúcar compuesto por dos moléculas de glucosa que endulza una tercera parte de lo que lo hace el azúcar de mesa, a partir de los 75º C la degradación del almidón cesa. Es por ello que si el boniato se cocina a baja temperatura, resulta más dulce.
  • Las propiedades nutricionales del boniato son similares a los de la patata, pero el boniato tiene más hidratos de carbono compuestos por almidones complejos y azúcares, por eso es más dulce que la patata. También hay que destacar que el índice glucémico del boniato es inferior al de la patata.
  • El boniato es un alimento bajo en calorías, contiene unas 115 kcal. por cada 100 gramos, y si se cocina mediante métodos de cocción saludables, es ideal para cualquier tipo de alimentación, incluso en dietas de adelgazamiento o pérdida de grasa, así como para personas con diabetes, siempre que se haga un consumo moderado.
  • Además de hidratos de carbono y betacarotenos (y sus propiedades antioxidantes), el boniato aporta en cantidades considerables vitaminas del grupo B, vitamina C, minerales como el calcio, el manganeso y el potasio, además de fibra.
  • El boniato no tiene tanto almidón resistente como se cree, en este caso le supera la patata. Se denomina almidón resistente porque resiste a la digestión y es beneficioso para la salud por su efecto prebiótico, que se genera cuando se dejan enfriar alimentos ricos en carbohidratos.
  • El boniato se puede cocinar en el horno, en el microondas, en una cazuela o sartén (al vapor, guisado, frito…) e incluso en la tostadora.
  • Una buena alternativa a las patatas fritas son los boniatos fritos, aunque será aún mejor si se hacen los bastones de boniato en el horno hasta dejarlos crujientes, como si fueran boniatos fritos, no es lo mismo el horneado que la fritura, pero sí será una guarnición o un aperitivo mucho más saludable y bajo en calorías.
  • La mejor forma de conservar el boniato o la batata en casa es en un lugar oscuro, aireado y fresco..
× Available on SundayMondayTuesdayWednesdayThursdayFridaySaturday